Mobiliario de líneas puras y transparencias | Minimal Studio

Líneas puras: mobiliario de diseño en Mallorca

Bañados por nuestra característica luz mediterránea, los espacios en los que trabajamos a menudo se prestan como fabulosos lienzos, a los que dar forma mediante líneas simples y una cromática pulcra.
Entre propuestas decorativas cada vez más jóvenes, adaptadas a los tiempos que corren y al modo de vida que llevamos, encontramos fabulosas piezas de corte simple, aunque sofisticado.
Se trata de elementos superfluos a la vista, aunque desafiantes para un interiorismo, cada vez más implicado en el día a día de quienes habitan nuestros edificios.

El mobiliario, en este sentido, cede el protagonismo a la luz y a los pequeños detalles, entre textiles y otras texturas. Huyendo de lo excéntrico, las zonas de encuentro y ocio dejan paso a piezas mucho más sutiles, preparadas para ofrecer el máximo de su potencialidad, sin entorpecer la visión de conjunto. 

La creación guiada por líneas puras y transparencias

En la arquitectura abundan las formas depuradas, donde predominan las líneas rectas, superficies continuas, en un orden lleno de detalles. Pero en el mundo del interiorismo es cada vez más común oír hablar de una corriente la cual ensalza la funcionalidad de la vivienda.

Si miramos atrás, el diseño se ha inclinado tradicionalmente hacia una creación algo más compleja, y menos interesada por las particularidades de cada uso. El paso del tiempo ha dado como resultado un enfoque creativo más centrado tanto en la pureza de los elementos como en la facilidad para su utilización, así como en el desplazamiento dentro de los espacios. 

De este modo, transitar por el interior de una construcción de líneas puras permite una circulación mucho más fluida que las que pueden presentar estrechas geometrías. En la importancia de la adaptación del producto al entorno reside el juego de materiales, algunos de los cuales posiblemente acaben camuflados entre los matices del espacio. 

Elementos sutiles crean ambientes ligeros

Buscando un clima de serenidad para cada zona, el mobiliario guiado por líneas puras y transparencias presenta una paleta cromática reducida a la esencia mínima. En él, el blanco se convierte en un elemento multiplicador de la luz, capaz de potenciar la claridad. Se trata de una pieza fundamental para los proyectos, que acaba dando como resultado viviendas mucho más personales, gracias a piezas del mobiliario diseñadas a medida. 

La fuerza estética creada a partir del juego de piezas y su iluminación propician entonces resultados no sólo prácticos, sino bellos, muy presentes en el diseño escandinavo. Un orden de los elementos en el que cada pieza parece formar parte de una estructura, donde son las líneas del mobiliario las que invitan a que todo fluya. 
Pero la inspiración no se presenta por casualidad. La madera, elemento fundamental de nuestra Chloe Chair, y otros materiales sirven de numen para profesionales cada vez más arriesgados, que anhelan ofrecer experiencias alternativas a lo conocido. En el caso de esta pieza la estructura clásica, elaborada en roble francés envejecido al natural, combina con piezas de polímero plástico totalmente transparentes. Así cumple su función ergonómica, combinando a la vez su geometría con un respaldo casi inexistente para el ojo humano.
Otro ejemplo de adaptación ambiental del mobiliario es nuestra butaca totalmente transparente: la Glass Soul. Con una geometría lineal, limpia, pura, y de aparente belleza frágil, presenta un esqueleto de vidrio templado. La principal característica de esta pieza es su adaptación ambiental, como un ente que se apropia de las texturas y revestimiento que la rodean. La pulcritud que ofrece le permite adaptarse a cualquier estancia o ámbito cromático, mientras su diseño adopta texturas, tonos y reflejos presentes en el entorno.  

Piezas fundamentales en equilibrio

La selección de mobiliario y producto de nuestro estudio se presenta como una declaración de intenciones, donde cada pieza apoya el criterio minimalista. Desde el diseño de interiores perseguimos con cada elemento perpetuar la sensación de mayor amplitud del espacio, gracias a diseños como los mencionados, e incluso con piezas atemporales y recurrentes como la Louis Ghost, diseñadas por Philippe Starck para Kartell

Esta particular creación confeccionada en metacrilato, presente en nuestro proyecto de arquitectura CV62, acompaña, sin apenas recargar el ambiente, adaptándose a cualquier contexto, tanto en la vivienda como en espacios comunes.